Seleccionar página

Las Realidades Extendidas abren la puerta a la vida entre la realidad física y mundo digital, ofreciendo infinitas posibilidades con aplicaciones prácticas para campos muy variados. Una ventana a lo que podría ser, con forma de interfaz en sencillos dispositivos móviles. En los que los datos en tiempo real, permiten tomar decisiones. Realidad Aumentada en la industria.

Pasos hacia la consolidación de la Cuarta Revolución Industrial. En combinación con otras tecnologías disruptivas como: la impresión 3D, el Internet de las Cosas (IoT) o la Inteligencia Artificial (AI), catapultan los procesos de Transformación Digital en las fábricas facilitando el diseño, la fabricación, la logística… Reduciendo los tiempos y los errores. Y aumentando la eficiencia.  

Conoce las diferencias entre realidad aumentada, virtual y mixta

Diferencias entre Realidad Aumentada, Virtual y Mixta

Las tres forman las llamadas Realidades Extendidas, una nueva versión de la realidad donde la tecnología permite llegar a cotas antes imposibles.

Realidad Virtual (VR): otro mundo

Está especialmente vinculada al ocio. Permite interactuar en un universo virtual paralelo, los mundos inmersivos, como un “Avatar”. Es un entorno artificial donde no se ve nada de lo que hay fuera. Suele usar como dispositivo gafas y auriculares específicos o casco. Aunque también sirve la pantalla del móvil.

Junto con la impresión 3D también cuenta con importantes aportaciones al campo sanitario. Concretamente en la cirugía, mediante la proyección de un holograma sobre el cuerpo del paciente. Y también en psicología, donde la VR permite a los profesionales realizar evaluaciones neuropsicológicas y neurorrehabilitación.

La Realidad Virtual en la Industria

Sin embargo, cada vez presenta más usos en la industria. Especialmente, con el desarrollo en paralelo de otras tecnologías disruptivas, como el diseño 3D y la impresión 3D. Ideales para generar prototipos funcionales de piezas y productos.

Sin duda, una de las aplicaciones de Realidad Aumentada en la industria que mejor resultados ofrece en el proceso de producción. Y más partido saca al equipo de diseño. Ya que con ella, se pueden hacer simulaciones del funcionamiento de máquinas, procesos… ¡Incluso la planta!

La realidad virtual ya es un hecho en la industria

Realidad Aumentada (AR): la integración de lo real y lo digital

Las posibilidades que ofrece son mucho más amplias. Tiene aplicaciones en la industria, la medicina, el ejército, el turismo, el ocio… En la Realidad Aumentada se visualiza el mundo físico que conocemos.

Al mismo tiempo que se completa la imagen con datos, animaciones, objetos… Que no están ahí, pero que la pantalla del smartphone, permite ver.

Por último, la Realidad Mixta (MR), que es la más moderna y supone la mezcla de lo bueno de ambas.

Aplicaciones de la Realidad Aumentada en la industria

Todas las Realidades Extendidas ofrecen la posibilidad de entender más aspectos de la realidad, proceso o producto que nos ocupa. Mezclando lo físico con lo digital, con multitud de usos. Estos van desde la formación para trabajadores simulando situaciones de riesgo. Al diseño más óptimo de una pieza o producto, antes de su fabricación. Estas son algunas de las aplicaciones de la Realidad Aumentada en la Industria 4.0.

Fabricación y mantenimiento

Su uso es tan práctico en tareas de mantenimiento (evaluación de las máquinas y puesta a punto), procesos de control de calidad. O en las planta de fabricación y montaje (mediante la conexión en tiempo real, a los datos de la máquina o planta. Controla y predice). Como también en la gestión empresarial de la compañía. Una verdadera Transformación Digital en la industria.

Pero es durante el mantenimiento donde se observan ventajas relacionadas con la ayuda al operario para la localización concreta del problema. Además de la asistencia remota, cuenta con la información para solucionarlo. Así, las incidencias eventuales pasan desapercibidas.

Aplicaciones de la realidad aumentada en la industria

Usos en logística y distribución

El uso de un dispositivo de Realidad Aumentada ayuda a realizar más rápido y con menos errores, las tareas de almacenamiento, embalaje, envío de materiales y mercancías… Sin embargo, sigue siendo una tecnología que requiere una elevada inversión inicial.

Realidad Aumentada en la industria: La formación industrial

Se trata de capacitar al personal de la fábrica para mejorar habilidades y ser más productivos, tanto en su área de conocimiento, a través del ensayo de los procedimientos técnicos. Como en actividades relacionadas con la seguridad. Es un aprendizaje de procesos complejos de una forma sencilla. Siguiendo las indicaciones que marca el dispositivo.

Resolución de problemas mecánicos

Permite utilizar planos digitalizados y geoposicionados. De esta forma, es más fácil resolver problemas de diseño mecánico.

Los dispositivos móviles son una clave en la realidad virtual

El móvil: dispositivo clave para la AR dentro y fuera de la fábrica

Aunque las gafas, smart glasses, son los dispositivos por excelencia de la Realidad Aumentada en el imaginario colectivo. Son los dispositivos móviles como tablets y teléfonos los que realmente llevan el peso sobre sus hombros, en la actualidad.

Especialmente los móviles y las aplicaciones a nivel usuario que lleva esta tecnología propia de la Industria 4.0, a un público potencialmente masivo. Desde juegos, como Pokemon GO, hasta información detallada para las actividades cotidianas.

Las máquinas y la industria del automóvil incorpora la realidad aumentada en sus productos

Automóvil: O cómo acercar las ventajas de la Realidad Aumentada en la industria hasta el gran público

El mercado demanda coches inteligentes. La seguridad en carretera, unida a la posibilidad de hacer más llevadero el viaje. Son prioritarios para muchos usuarios. Poco a poco, tecnologías como la ayuda para aparcar, son reclamos para la venta de coches.

Ofreciendo a un público de masas, experiencias antes contempladas para usos limitados como la aviación civil, la ingeniería naval o las aplicaciones militares.

Unas máquinas prodigiosas para un futuro que ya está aquí

Compañías como Tesla, que van abriendo camino y a la que siguen otras, como Mercedes-Benz o BMW. Pero estas tecnologías son tan prácticas como cómodas. Y eso las hace deseables.

Implantándose en modelos dirigidos al gran público. Estos son solo algunos proyectos en los que se está trabajando. Y que es muy posible que pronto se conviertan en tecnologías cotidianas de nuestros coches de serie.

Otros enlaces de interés: